Search
  • Noël Kin

El espejo no engaña


Un viejo truco para mejorar tus dibujos y pinturas, especialmente cuando hacemos retratos, es reflejar tu obra en un espejo para detectar rápidamente los errores que tu mente no ve. Esto sucede porque cuando dibujamos una cara nuestro hemisferio izquierdo suele juzgar las cosas a su manera y nos acostumbramos a nuestra visión pensando que es la correcta. Al reflejar nuestra obra frente el espejo obtendremos otra perspectiva diferente a la habitual y nos permitirá de forma muy clara detectar y corregir los errores de proporciones que solemos cometer de forma involuntária.

Otra recomendación en la misma línea para aquellos que quieran aprender más sería leer el libro Aprender a Dibujar con el Lado Derecho del Cerebro de Betty Edwards donde se enseñan ejercicios muy interesantes para aprender a cambiar nuestra percepción y aprender a observar sin juicios, de esa forma mejoraremos nuestras habilidades artísticas y humanas.

Así pues, la próxima vez que hagas un retrato, usa un espejo de vez en cuando y déjate guiar por su reflejo, recuerda que el espejo no engaña.


70 views